ADOPCION.ORG

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Imprimir PDF

Pautas para la adopción fuera de España

    Se han elaborado unas pautas útiles, a modo de orientación, para enfrentarse al camino de la adopción. El secreto está en seguir estas sugerencias una a una y de forma ordenada. Imagine que se enfrenta a una larga carrera de obstáculos en la que, si no se supera el primero, no es posible pasar al siguiente; tenga presente, en todo momento, que se trata de una carrera de fondo, por lo que es preciso que se arme de paciencia y guarde energía para poder llegar a la meta.

  1. Lo primero es partir de dos. 
        Tenga en cuenta que, en la adopción internacional, confluyen dos países (el de origen del menor y el de recepción), dos leyes, dos autoridades competentes, dos culturas, dos sistemas de funcionamiento, dos razas, dos lenguas. Sin embargo, la ley aplicable al fondo de la adopción es la ley extranjera y la autoridad que le adjudicará a su futuro hijo/a será también la extranjera.

  2. Evite que la realidad sea incompatible con su deseo
        Es preciso mantener en todo momento una visión lo más objetiva posible de la realidad, evitando que ésta se convierta en nuestro peor enemigo. Para ello, conceptualice su deseo y adécuelo a la realidad. Mi deseo, ¿es real o es fantasía?, ¿es compatible con lo estipulado en la ley? ; la edad, el sexo y la salud del menor son los aspectos más importantes para muchas familias ; tenga presente la regulación establecida por la ley española y la ley extranjera, que establecen restricciones en cuanto a la elección del sexo, la raza y la edad del menor.

  3. Intente ver más allá de lo que permiten sus ojos
        Imagine a ese niño o niña, que será su hijo/a en su casa, en su entorno social, en la escuela, en su pueblo o ciudad, en su barrio ; a ese adolescente en su colegio, en su trabajo; a ese hombre o a esa mujer en la universidad, en su puesto de trabajo... No piense sólo en el bebé o en su primera infancia, sino en todas esas etapas y sea consciente de las circunstancias a las que tendrá que enfrentarse a lo largo de toda la vida.

  4. Aspectos fundamentales a tener en cuenta en la adopción
        Para tener una seguridad jurídica de la adopción entre países, usted tiene que tener muy claros cuatro aspectos primordiales: a) las clases de adopción que se constituyen en los distintos países de origen y a cuál de ellos accederá usted; b) pregunte qué autoridad determina el abandono del menor y quién determina su adoptabilidad ; c) infórmese acerca de quién y cómo se constituye la adopción; d) consulte dónde y cuándo se produce el reconocimiento de la sentencia o resolución de la adopción por parte de nuestras autoridades.

  5. Su pieza, llamada "deseo", encájela en el puzzle llamado "mundo"
        Una vez que tenemos algo más claro, busque el país que mejor cumpla sus expectativas (deseo y seguridad) o, al menos, descarte un gran abanico de países y quédese con tres o cuatro. Sobre la base de éstos continuaremos aplicando estas pautas.

  6. Examine minuciosamente las características del país antes de tomar una decisión
        Resulta sustancial conocer y examinar, antes de elegir definitivamente el país, su situación socio-económica, su cultura, sus costumbres, su religión, sus etnias, su lengua, su estabilidad política, la seguridad ciudadana, su gastronomía, su clima, el sistema cambiario (tipo de moneda), el sistema bancario y financiero, las comunicaciones (tipos de transporte) y telecomunicaciaciones, la asistencia sanitaria, etc. Debe saber con qué apoyos contará usted cuando se encuentre en ese país y si España tiene una delegación diplomática en él y cómo funciona.

  7. ¿Conoce Vd. la existencia de expertos y ECAI (Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional) que le pueden acompañar en el proceso de adopción ?
        Infórmese acerca de las ECAI reconocidas plenamente por nuestras autoridades que trabajan en el país en el que desea iniciar los trámites de adopción. Resulta recomendable que la adopción se realice siempre con la intervención de profesionales cualificados, especializados en derecho internacional ; muchos de ellos se encuentran integrados en las ECAI y otros actúan de manera particular. Tenga en cuenta los principios éticos de actuación de los profesionales que trabajan en el campo de la adopción internacional. Con el fin de evitar actuaciones indeseables, muchas de las ECAI españolas se han agrupado, sobre la base del cumplimiento de un código deontológico, en la Federación Española de ECAI.

  8. El profesional o ECAI elegido, ¿cumple sus expectativas?
        Es importante informarse acerca de la profesionalidad del particular o ECAI elegido por Vd. ; saber si cuenta con un equipo multidisciplinar, conocer su forma de trabajar, la clase de información que le proporcione, el dominio y la experiencia en el tema, su seguridad, su ética, etc. Tenga presente que la cualificación del personal es una garantía y la atención que le proporcione tiene que ser personalizada para su tranquilidad. Valore los costes ; sin embargo, no de forma comparativa con otras entidades sino en relación a los servicios que le prestan y a la altura de los profesionales que intervienen. Usted tiene que conocer de antemano una previsión de los gastos que le van a suponer los trámites de la adopción. Por último, examine el acuerdo de adopción con la entidad y, si tiene alguna duda, despéjela. Si no le saben responder, busque otro compañero de viaje, ya que en un viaje como éste la mutua confianza es fundamental.

  9. El informe del menor, base fundamental para prestar su consentimiento a la adopción
        Es importantísimo que sepa usted sobre la base de qué información va a dar su consentimiento para adoptar a un niño o una niña. ¿Qué conoce usted del menor para que preste su consentimiento?. Tiene que saber que la entidad colaboradora o el profesional tiene la obligación de proporcionarle un informe del menor que contenga datos sobre la identidad del niño o la niña, su adoptabilidad, su medio social, su evolución personal y familiar, su certificado e historial médico y, en su caso, sobre sus necesidades particulares. Tenga en cuenta que antes de prestar su consentimiento tiene que conocer estos aspectos fundamentales del menor que va a adoptar. Si ignora esos datos, le resultan crípticos los que aparecen en el informe o tiene alguna duda al respecto ¡no dé su consentimiento para la adopción de ese menor! ; es lo mejor para ese niño o esa niña y para usted. Más vale que lo rechace en este momento que aún no es hijo suyo que lo haga cuando lo sea, ya que un doble abandono sería muy duro y difícil de asimilar para el menor.

  10. Antes de dar su consentimiento, consulte con su médico
        Para prestar su consentimiento es preciso tener un conocimiento previo del informe del menor, que debe resultar comprensible para usted y, para ello, hay que descifrar los términos técnicos que aparezcan en dicho informe. Si usted no es profesional de la medicina (y, aunque lo sea, también puede hacerlo) consulte con un médico, preferiblemente pediatra, que reúna dos cualidades: ser experto en menores adoptados y que le ofrezca plena confianza. Éste le informará, de acuerdo al historial clínico del menor que usted le haya proporcionado, sobre el estado de salud del niño o la niña. Pregunte su opinión acerca del informe, si lo considera suficiente para tener una idea global del estado de salud del menor y, si surgen dudas razonables al respecto, solicite información complementaria a través de la entidad colaboradora en la adopción. En caso de que la ampliación del informe sea insuficiente o siga generando dudas, no acepte el expediente (si usted ha solicitado la adopción de un niño sano). Tenga siempre en cuenta que no existe el niño perfecto. No olvide las limitaciones que tienen los países de origen de los menores ; no espere, por tanto, recibir un informe elaborado con última tecnología. Los países de adopción cuentan con escasos medios (probablemente si tuvieran más medios, no existiría la adopción internacional, ya que ninguna nación desea que sus niños se críen fuera del seno de su patria).

  11. No olvide que la adopción empieza en la meta
        Es un error pensar sólo en los trámites y todo lo que conllevan los temas burocráticos. Lo más importante no es su deseo, sino el niño o la niña que va a ser adoptado/a, y si está usted preparado para asumir la maternidad o paternidad. ¿Qué sabe sobre los hijos adoptados ? ; ¿cómo será su primer encuentro con él o con ella ? ; ¿cómo reaccionará su hijo o hija? ; ¿qué necesitará (tipo de alimentación, vestido, medicamentos, etc.) ? ; ¿qué cuidados especiales precisa?. Piense en las dificultades que el menor puede tener a su llegada a España. Por otro lado, su vida experimentará un cambio radical ; habrá un niño o una niña que ahora le espera en su casa y que depende absolutamente de usted. Recuérdelo hoy y téngalo presente mañana : los niños adoptados necesitan mucho amor ; sin embargo, el amor que creemos darles no es nada comparado con lo que vamos a recibir. Por último, los niños tienen derecho a conocer su identidad y sus orígenes. Tenga en cuenta que la revelación de su condición de adoptado le corresponde a los padres y todo tiene un lugar y un momento.

Recuerde, una vez más, que vale la pena el esfuerzo, por eso es preciso tener paciencia.

Y no debemos olvidar que el objetivo principal de la adopción es el de

PROPORCIONAR AL NIÑO UNA FAMILIA Y UN HOGAR QUE PUEDA LLAMAR SUYO

 

Carlos Nina Deheza
Director de InterAdop (ECAI)

 

 

En pruebas

Banner