ADOPCION.ORG

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Adopcion interracial

Imprimir PDF
En seis sub-apartados abordaremos este tema:
  1. ¿Qué significa la adopción interracial?
  2. Adopción interracial: perspectivas a favor y en contra
  3. Resultados de investigaciones
  4. Adaptación psicológica en los niños sujetos de adopciones interraciales
  5. La identidad racial en niños sujetos de adopciones interraciales
  6. Conclusiones sobre la adopción interracial.

1.- ¿Qué significa la adopción interracial?

En Norteamérica uno de los aspectos más polémicos de la actual política y práctica sobre bienestar infantil, tiene que ver con la conveniencia de que las familias adopten niños de diferente raza o etnia a la suya propia.

Siguiendo el estudio realizado por los profesores David. Broszinsky, Daniel Smith y Anne B. Brodzinsky, en su obra Children's Adjustment to Adoption. Developmental and Clinical Issues, la adopción interracial en los Estados Unidos típicamente ha supuesto la asignación de niños pertenecientes a grupos sociales minoritarios a familias de raza blanca. Los defensores de este tipo de adopciones argumentan que el desproporcionado número de dichos niños al cuidado de las instituciones, junto con la escasez de familias, con las que coinciden en origen, disponibles, requiere que los menores sean asignados a familias estables sin importar su raza. Los oponentes, por otra parte, sugieren que este tipo de adopciones perjudicará el desarrollo de una identidad racial positiva. Además, argumentan que se incrementa el riesgo de sufrir problemas psicológicos a largo plazo.

La adopción interracial en los Estados Unidos empezó a finales de los 40, principios de los 50, cuando los veteranos de la Segunda Guerra Mundial empezaron a adoptar niños chinos y japoneses que se habían quedado huérfanos.

Más tarde, en Corea y Vietnam, se obtuvieron nuevas fuentes de adopción internacional.

Además de niños asiáticos, este tipo de adopción ha implicado, desde los años 60, la adopción de menores de América del Sur y de América Central. Sin embargo, se ha incrementado la dificultad para llevar a cabo este tipo de adopciones debido a la resistencia de algunos países a que sus niños sean trasladados a otras culturas.

Las adopciones interraciales de niños pertenecientes a grupos sociales minoritarios, es polémica. La Asociación Nacional de Trabajadores Sociales Negros y su homólogo británico, sostienen su oposición a prácticamente todas las adopciones interraciales. Por otro lado, grupos como el Concilio Norteamericano de Niños Adoptables, son firmes partidarios de estas adopciones, como un proceso de unión permanente entre niños y familias.

En una posición intermedia, La Liga Americana de Bienestar Infantil, afirma que, aunque es preferible para los niños y los padres adoptivos estar emparejados racialmente, las adopciones no deben ser rechazadas o aplazadas si no es posible una apropiada adopción interracial.

2.- Adopción interracial: perspectivas a favor y en contra

Se describe en el estudio de los autores anteriormente citados, dos tipos de argumentos contra la continuidad de la práctica de las adopciones interraciales.

En primer lugar, se afirma que los niños pertenecientes a grupos sociales minoritarios criados en otras familias, sufrirán problemas emocionales, de desarrollo y/o socio-culturales, en especial referidos a una inadecuada identidad racial y a una baja autoestima. Desde esta perspectiva, es central la creencia de que una positiva identidad racial es la esencia de un saludable desarrollo personal y que los niños adoptados por familias de otras razas, debido a esa inadecuación en la identificación con su raza, manifestarán una adaptación psicológica más pobre que sus iguales adoptados por familias con las que coinciden racialmente.

El punto de vista contrario afirma que los resultados de las adopciones interraciales no son necesariamente negativos y que la necesidad que un niño tiene de una familia estable, pesa más que el posible beneficio que en la vida del menor puede hacer la unión con una familia de igual raza.

El segundo tipo de argumento en contra de las adopciones interraciales, es esencialmente político. Se piensa que los sistemas sociales y culturales que han permitido y alentado estas adopciones, reflejan ideologías parciales que fracasan en reconocer la fuerza de las culturas minoritarias. Por consiguiente, la mayoría de argumentos se centran en percibir defectos en el sistema del Servicio Social.

En contraste, otros mantienen que las adopciones interraciales son una práctica positiva, ya que promueven la integración racial, el ideal por el cual una sociedad tolerante debe luchar, y además que no reconocen la superioridad de ninguna raza en términos de que todas ellas son capaces de proporcionar un hogar adecuado para los niños.

El debate sobre adopción interracial es complejo y de gran importancia. Dados los fuertes posicionamientos tomados por cada una de las partes y las trascendentes implicaciones políticas de sus argumentos, parecería lógico asumir que dicha polémica conducirá a un gran número de investigaciones dirigidas a resolver estas cuestiones. Sin embargo, son relativamente escasas las investigaciones sobre resultados específicos en adopciones interraciales.

A todo ello debemos añadir, que hoy corren tiempos difíciles, por lo menos en España, para la tolerancia, el ultra-nacionalismo practicado por algunos dirigentes políticos de las llamadas Comunidades históricas, las miradas silenciosas pero duras ante los que tiene rasgos diferentes, el localismo excluyente que se practica en algunos lugares de nuestra patria, nos hace reflexionar sobre la importancia y la trascendencia que tiene el tema.

3.- Resultados de investigaciones

Las investigaciones, desgraciadamente, han fracasado en proporcionar respuestas a muchas de las preguntas centrales acerca de la práctica de las adopciones interraciales, concluyen los autores, y argumentan que es debido, en parte, a la escasez de estudios, además de los problemas metodológicos que caracterizan al grueso de las investigaciones en esta área. Además, la mayoría de las investigaciones se han centrado en la adopción de niños Afro-Americanos por parte de familias de raza blanca, excluyendo los otros tipos de adopción interracial, los cuales se han convertido cada vez en más comunes. En España tenemos que tener en cuenta las adopciones internacionales de menores de origen chino, que, sin duda alguna, son las más numerosas y también de algunos países de Hispanoamérica. Evidentemente se tendrán que realizar estudios, tal como lo han hecho y lo están realizando en los EE.UU., aunque la experiencia comparativamente es poca y ha transcurrido poco tiempo para efectuar un estudio serio o la muestra no es tan amplia para que nos permita sacar conclusiones. A pesar de ello el equipo de InterAdop continuamente está estudiando y analizando todos los hechos que concurren en la adopción internacional en España y, en su caso, conociendo los problemas a los que se están enfrentando nuestros colegas de otros países de adopción o de acogida para tengamos la capacidad profesional para dar respuesta a las familias que desean adoptar o que han adoptado con nuestra Entidad.

No hay datos fiables que sostengan el argumento según el cual, la tensión causada por las diferencias raciales, inevitablemente lleva al fracaso de las adopciones.

4.- Adaptación psicológica en los niños sujetos de adopciones interraciales

Los críticos de la adopción interracial han expresado su preocupación por el hecho de que estos niños puedan tener un mayor riesgo de sufrir problemas psicológicos que aquellos adoptados por familias de la misma raza.

Algunos estudios han examinado, a nivel general, la adaptación en la adopción interracial, los datos indicaban que los padres expresaban, a lo largo de todo el estudio, una considerable satisfacción en sus roles como padres adoptivos, y que los niños adoptados se sentían firmemente unidos a sus familias adoptivas.

Así, a nivel de adaptación general, exponen los autores, que la mayor parte de datos indican que los niños sujetos de adopción interracial, no sufren resultados negativos en su desarrollo, ni tienen una imagen negativa de ellos mismos. Sin embargo, estos resultados no abordan la mayor preocupación planteada con respecto a la adopción interracial, a saber, si es probable que este tipo de adopciones interfiera en el desarrollo de una actitud e identidad racial sana.

5.- La Identidad racial en niños sujetos de adopciones interraciales

Siguiendo el hilo de la obra de los profesiones americanos, éstos nos enseñan que, a nivel conceptual, hay poco acuerdo entre investigadores con respecto a la definición de "identidad racial". Algunos autores la consideran como una característica personal estable, mientras que otros argumentan que se trata de una actitud individual variable, según situaciones específicas. La falta de una definición operacional consistente, probablemente explica la diversidad de estrategias de investigación, además de las discrepancias que se observan en los resultados de los estudios.

En una de estas investigaciones, señala el prof. Brodzinsky, aun cuando se vio que la gran mayoría de padres consideraban muy importante la identificación de los niños con su propia identidad racial, un número considerablemente inferior de menores mostraba actitudes positivas hacia su raza. Mientras los niños se resistan a tratar el tema con sus padres, tal como ocurre a menudo, se cuestionará la validez de la información ofrecida por los padres adoptivos respecto a la adopción interracial.

Otros investigadores han trabajado directamente con los niños, evaluando la identidad racial a través de test proyectivos. Los resultados de estos estudios sugieren que estos menores manifiestan una opinión más negativa sobre su propia condición racial, presumiblemente como resultado de haberse criado en familias de otra raza. Sin embargo, otros estudios muestran cómo la presencia de niños pertenecientes a minorías sociales incrementa la aceptación de tales minorías por parte del resto de la familia, y que estos niños adoptivos se identifican a sí mismos como bi-rraciales, lo cual es un hecho enriquecedor.

Una cuestión que los estudios han fracasado en aborda es si la identidad racial tiene alguna relación en lo que se refiere a la adaptación de los niños sujetos de adopciones interraciales. Algunas investigaciones llegan a la conclusión de que las dificultades psicológicas de estos niños se incrementan con el tiempo. La disminución en la adaptación parece estar relacionada con la manera en que las familias adoptivas manejan los temas relativos a la identificación racial con el paso de los años. Los datos indican que esta identificación se vuelve más dicotómica con el tiempo, sugiriendo que las familias y los niños adoptados tienen dificultades en integrar los sistemas de valores de las distintas razas cuando los niños se van haciendo mayores.

Todos estos estudios llegan a la conclusión de que no debemos quedarnos en la discusión de si la adopción interracial es positiva o negativa, sino que nos debemos centrar en averiguar si es posible predecir bajo qué condiciones y en qué etapas del desarrollo, los problemas pueden empezar a surgir.

6.- Conclusiones sobre la adopción interracial

Creemos que no debemos bajar la guardia en el hecho de que se pueden presentar en algunos menores los problemas que han vivido algunas familias americanas, el apoyo de un técnico para prever o en su caso coadyuvar a normalizar la situación dada es, en muchos casos, necesaria. Sin embargo, InterAdop comparte la idea de los profesores David. Broszinsky, Daniel Smith y Anne B. Brodzinsky, cuando afirman que todos los resultados apuntan hacia la importancia de la función de protección que la adopción ejerce en la vida de los niños que han sufrido tempranas experiencias de adversidad biológica y social, mediante el abandono y su posterior institucionalización.

 

En pruebas

Banner