Certificado de idoneidad

Imprimir

ASPECTOS FUNDAMENTALES DEL CERTIFICADO DE IDONEIDAD

La administración española utiliza los siguientes criterios de idoneidad a la hora de conceder el certificado de idoneidad, resolución administrativa sin la cual no es posible iniciar un procedimiento de adopción, ya que no sería reconocida como tal en España mientras la entidad pública competente no haya declarado la idoneidad del adoptante (Art. 9.5 del Código Civil español). Estos criterios también deben seguirse por los equipos de Psicólogos y Trabajadores Sociales del T.I.P.A.I.

CRITERIOS QUE SIGUE LA ADMINISTRACIÓN ESPAÑOLA Y EL T.I.P.A.I. EN GENERAL PARA LA ELABORACIÓN DEL INFORME PSICOSOCIAL

El planteamiento general realizado en el presente documento, por la Direcció de la Família i Adopcions de la Generalitat Valenciana, en relación con la valoración de solicitantes de adopción, es que apuesta claramente por una elaboración profesional conjunta, coordinada y que ofrezca una visión global de su objeto de estudio. Sin embargo, es conscientes de que, a pesar de que todos los casos precisen de una aproximación conjunta, en algunos de ellos se requerirán informes psicológicos y sociales diferenciados, especialmente en el ámbito de la adopción internacional como consecuencia de expresarle así la legislación de algunos países.

CONTENIDOS BÁSICOS DEL INFORME PSICOSOCIAL.

Los contenidos básicos que deberán quedar reflejados en el informe psicosocial serán los siguientes:

CRITERIOS DE IDONEIDAD ELABORADOS POR LA DIRECCIÓ DE BENESTAR SOCIAL DE LA GENERALITAT VALENCIANA

Ante la necesidad de establecer unos criterios de valoración de idoneidad para la adopción, hemos revisado, por una parte, la literatura científica sobre factores indicadores de riesgo para el éxito de la adopción y factores de buen pronóstico y, por otra parte, las distintas normativas que en la materia que nos ocupa se han ido estableciendo en otras Comunidades Autónomas.

Entre los criterios que se establecen a continuación, los hay de dos tipos: unos deberán tomarse como orientativos y generales, ya que la decisión de cada caso concreto, se realizará tras un análisis de visión de conjunto y aptitudes de cada solicitante; otros, por su carácter excluyente, supondrán que la presencia de cualquiera de ellos nos llevará directamente a una conclusión desfavorable, respecto de la aptitud de los solicitantes para adoptar.

Así pues, como criterios generales de valoración positiva, se tendrán en cuenta:

Se valorarán negativamente se establecen como criterios excluyentes para la aptitud para adoptar los siguientes:

Se valorarán negativamente, aunque no tendrán per se carácter excluyente, -para lo cual se realizará un análisis de conjunto para ver en qué medida estos aspectos suponen un riesgo infranqueable-, los siguientes: